martes, 16 de mayo de 2017

Conecta con tu esencia....




Imagen: Hampton SC



Llevamos tanto tiempo sin el blog, yo sin actualizarlo y vosotras sin poder, obviamente, leer nuevo post...., que he decidido retomarlo como fuera... El tiempo (su ausencia) y las multitareas no pueden ser excusa para más demoras. 

¿Qué os parece un post breve pero enjundioso....? Una dosis de buenas ideas muy concisas que nos permitan empezar a coger, de nuevo, ritmillo.... 

Ésa es la idea y éste es el post. 

Si pudieramos definir el estilo con una sola palabra, escogería "esencia". 

El estilo es la esencia de lo que somos..., nuestro "yo integral", que se manifiesta en cada actitud que tomamos, frente a los diferentes contextos en los que nuestra vida nos emplaza,  o cada rol que jugamos..... Y, por supuesto, en moda. En armario. En el propio armario. 

Encontrar nuestro estilo viene a ser, por ello, algo muy semejante a encontrarse a una misma. Y para lograrlo os dejo tres claves.

Buscar dentro de ti..., sería la primera. Solo si nos detenemos a mirarnos, a querernos, a comprendernos, a perdonarnos y a aceptarnos, lograremos hallar la primera respuesta en este camino del estilo. 

Porque, a veces..., muchas...., existe una gran distancia entre lo que somos y quienes somos  y la imagen que proyectamos. Dejamos que así suceda para situarnos en esa escala ideal que entendemos se nos demanda..., como mujeres, como madres o como profesionales.... Y es, claro, un grave error. 

Descubrir y aceptar quiénes somos es una cuestión de tiempo. No podemos acelerarlo. Requiere una labor de introspección que no se improvisa. A menudo, nos asusta. Pero cuanto más nos hemos ido alejando de la mujer que en verdad somos...., más terriblemente acabamos sintiéndonos desamparadas. Infelices. 

El estilo es un proceso.... Y lo de que debemos  tenerlo muy claro desde que llegamos a la mayoría de edad, un imposible... 

Por ello, la segunda de las claves es tener intención (de "encontrar"...). Intención de las buenas. De aquello de "me cueste lo que me cueste, no cejo en el empeño..."

Entre creer que no tenemos estilo y creer que el estilo es un "algo" sin importancia, se mueven muchas de nuestras insatisfacciones y de nuestros errores frente al armario, que casi viene a ser lo mismo. Porque mucho error frente al armario genera una gran insatisfacción. 

Es "importante" querer tener estilo..., querer encontrarlo... Nos va a aportar mucha felicidad. Sí.... Estilo feliz.... ¿Véis cómo cerramos el círculo...?

La tercera clave es cultivar un cierto silencio interior.... Inspirarnos. Sí, solo si nos callamos por dentro,  "acallarse"...., podemos dejar que la belleza y el encanto de lo que nos rodea penetre nuestra mente  y nuestro espíritu. Y reconocer y sentir esa belleza y ese encanto es imprescindible para dar la mano a lo que al principio de la entrada definía como nuestro "yo integral". Nuestra esencia será más aprehensible cuanto más receptivas seamos a la percepción del color..., de la naturaleza, de las sensaciones simples...., como un té caliente en un precioso vaso vintage, comprado hace mil años y rescatado de nuestra alacena, tal vez, hoy.....

Inspiración. ¿Qué te inspira....? ¿Por qué....?

 
Imagen: Hampton SC


Recapitulando.... Calma, no tener prisa..., ausencia de ruido interior.... o, lo que es lo mismo, dejar de lado nuestra perpetua e insana autocrítica y excesiva autoexigencia, detalles, naturaleza, risas, escuchar, observar... Cocktail con todo ello...

Si quieres volar... habrás de impulsarte desde el llano. Ese llano es el trabajo previo. Si quieres encontrar tu estilo... habrás de conectar con tu esencia, tal y como te he explicado.... 

Recuerda, tres claves....

Tras este dar la mano a tu esencia, empezarás a contar una de las historias más hermosas... La de quién eres. "No te canses nunca de contar al mundo quién eres"

Tantas veces os lo he dicho.... ¿Véis cómo era cierto....? 

 mpmolina71@hotmail.com



Imagen: Hampton SC